China Reduciría sus Emisiones de carbono

En el reciente encuentro sobre cambio climático en la ONU, lo más importante fue el anuncio por parte de China de que, “con un sentido de responsabilidad hacia el mundo y su gente”, reduciría la intensidad de sus emisiones de gases invernadero por unidad de producto. Esto cambia la posición de un país que hasta ahora no había querido asumir responsabilidades en el calentamiento global. También India, la otra gran potencia emergente, parece estar cambiando su actitud en este tema. Hasta ahora, estos países se habían negado a comprometerse a reducir sus emisiones argumentando que las de los países desarrollados eran mucho mayores por persona (especialmente considerando aquellas acumuladas desde el comienzo del proceso de industrialización), y que el costo de bajar sus emisiones les impediría salir del subdesarrollo.

El cambio de posición de China se debe a que ha alcanzado a EE.UU. en sus emisiones, y aunque esto corresponde a un monto mucho menor de emisiones por habitante, la contribución china al calentamiento global será determinante en el futuro. En todo caso, el compromiso de China es vago, y consiste, por ahora, sólo en la promesa de disminuir la intensidad de sus emisiones, siempre que ello no frene su crecimiento.

Pero los efectos del calentamiento global —reducción del tamaño de los glaciares y aumento de la temperatura— parecen cada vez más notorios. Se espera una elevación del nivel del mar por el descenso de la cobertura de hielo en Groenlandia y la Antártica. Como consecuencia, decenas de millones de personas podrían verse desplazadas y empobrecidas.

La trayectoria actual de Chile en desarrollo energético tiende a ir en la dirección contraria, ya que se espera un crecimiento drástico en nuestras emisiones de gases invernadero. Paradójicamente, esto se debe en buena parte a la oposición ambientalista a la hidroelectricidad y la energía nuclear, dos fuentes energéticas que casi no tienen efectos sobre el calentamiento global. Actualmente nuestras emisiones por habitante son el 25 por ciento de las de EE.UU., pero es probable que nos acerquemos más en el futuro. No se espera que sea decisivo el aumento en la generación proveniente de energías renovables no convencionales, al menos sin un esfuerzo mayor, cuyo costo empobrecería al país.

Probablemente, en el futuro nuestras exportaciones enfrentarán impuestos que dependan de la carga de gases invernadero en su producción y transporte. Por eso, urge repensar nuestro desarrollo energético, concentrándolo en hidroelectricidad, energías renovables no convencionales y, acaso, centrales nucleares.

El Mercurio

6/10/2009

     
   
 

© 2017 EcoTrust S.A. - All Rights reserved.
Callao Nº 2970 - of. 501 Las Condes. Santiago- Chile.
Fono (56 2) 206 3111 - Email: ecotrust@ecotrust.cl
Concepto y desarrollo Dch Comunicaciones